El Prietito en el Arroz

TUNDETECLAS.- Trascendió, luego de haberse atrevido a lanzar un video de felicitación en torno a la enorme aceptación que tuvo en todos los sectores el informe de labores de la Diputada Federal Mariana Dunyasca García Rojas, que el alcalde Fernando Yunes Márquez fue por mucho “el prietito en el arroz” de la eventualidad, luego de advertir en su misiva que la Diputada “le ayuda” en el correcto manejo del municipio a partir de la baja de recursos.

Que la Diputada Dunyasca haga gestiones de todo para Veracruz, cabecera municipal de su distrito es algo totalmente real y además creíble para el más escéptico o antagonista, es una mujer de grandes resultados que ama a su Distrito, el problema aquí es lo que el presidente municipal hace con tales dineros, porque no se ven reflejados, dos que tres obras no justifican los más de mil 635 millones de pesos anuales que se destinaron a la municipalidad.

Javier Duarte saqueó las arcas pero el ciudadano no padeció directamente la baja de recursos muchos hasta se enriquecieron y otros más recibían dadivas pero en este caso un triste alcalde se ha dedicado a robar a mano armada a cada conciudadano apenas cometa un error, como hacía Juan Vargas en La ley de Herodes “por el bien de la nación y con la ley en la mano”.

Desafortunadamente pese a las expectativas Fernando Yunes Márquez ha sido de esos alcaldes que ha tenido Veracruz que ni querían serlo ni conocían el sitio que estaban por gobernar y el haberlos puesto en la silla sólo sirvió para acrecentar su ego y arrogancia natural, al término se irán con las bolsas llenas y nunca jamás se les volverá a ver en el Municipio, será de esos abucheados si es que llegan a entrar a un café cuando haya terminado su mandato; no ocurrirá porque con el dinero obtenido les basta y sobra para vivir cómodamente en cualquier ciudad del mundo en el anonimato.

Traen una mafia espantosa, un círculo de corrupción muy canijo, una estrategia que ya no es ni política ni mucho menos inteligente como en el pasado sino delictiva, robar al pueblo y a partir de esos recursos perpetuarse en el poder, dañando incluso al propio partido que está por echarlo y teniendo un plan “B” que sólo funcionaría a partir de la aplicación de recursos mal habidos, lamentable y vergonzoso para quienes le apoyan.

El municipio de Veracruz es el prietito en el arroz de la zona conurbada que se junta con Boca del río y Medellín, por ejemplo a cada rato rompen una calle porque quien sabe qué van a componer y tardan semanas en terminar, hacen obras que la gente considera innecesarias que causan más perjuicio que beneficio como la que actualmente se hace en la Veracruz-Xalapa que lleva a los fraccionamientos cercanos al aeropuerto, todos señalan que no era necesario “componer” ahí, y sólo generan pérdida de tiempo en la vida diaria.

También se convirtió en el lastre del clan Yunes porque ni Miguel Ángel Yunes Linares ni Miguel Ángel Yunes Márquez tuvieron gobiernos así, por el contrario un gobierno de un Yunes del PAN era sinónimo de calidad y no ahora, a veces hasta pareciera que todo se hace a propósito en una mera intención por beneficiar al partido Morena.

No hay explicación lógica a lo que ocurre, yendo más allá y como se cuenta en los libros de los viejos gobiernos, tal vez es una venganza o enojo por haber perdido la gubernatura en 2018 pero hasta donde se sabe la gente del Municipio de Veracruz sí votó a favor, algo así como castigar al pueblo que no te quiso pero eso tampoco aplica, qué tuvo la culpa el Municipio de Veracruz de lo que pasó?

Pero bueno, en fin, en tanto lo que ocurre y está por pasar ni mandado a hacer, al alcalde porteño le ha quedado como anillo al dedo ese mote de “el prietito en el arroz”…

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.