Muere Héctor, el último de los Beltrán Leyva, aliados y acérrimos enemigos de Joaquín El Chapo Guzmán

Manuel Hernández/TUNDETECLAS.- Héctor Beltrán Leyva alias ‘El H’, líder del Cártel de los Beltrán Leyva murió este domingo a los 53 años en el Centro Médico “López Mateos” de Toluca, en el Estado de México.

Sufrió un paro cardiaco por lo que fue trasladado al hospital del penal del Altiplano, donde estaba preso desde el 2014.

Fue un narcotraficante mexicano considerado el último líder de este importante Cartel, aliados en su momento y luego acérrimos enemigos de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, preso en Estados Unidos.

Uno de 4 hermanos, Marcos Arturo, Alfredo, Carlos, y Héctor  Beltrán Leyva lideraron este cartel, también el ya difunto Iván Beltrán Villarreal, primo de todos ellos.

Héctor fue el segundo al mando y asumió el liderazgo de la organización criminal después de la muerte de su hermano Arturo el 16 de diciembre de 2009 durante un enfrentamiento con los infantes de marina mexicanos

Originalmente formaban parte del Cartel de Sinaloa pero los cuatro hermanos Beltrán Leyva rompieron lazos con la organización en 2008 después de que Alfredo Beltrán Leyva fuera arrestado por las fuerzas especiales militares mexicanas, y los hermanos Beltrán Leyva culparon a su jefe Joaquín Guzmán “El Chapo” de traición.

En respuesta a la supuesta traición, los hermanos Beltrán Leyva ordenaron el asesinato de Édgar Guzmán López, de 22 años, hijo de Joaquín Guzmán, quien fue asesinado en el estacionamiento de un centro comercial por al menos 15 hombres armados. Utilizando fusiles de asalto y lanzagranadas.

Los otros cuatro hermanos Beltrán Leyva establecieron el Cartel Beltrán Leyva y forjaron un pacto de colaboración con sus antiguos rivales: el Cartel del Golfo y Los Zetas.

Hoy en día, el Cartel Beltrán Leyva son considerados responsables de la adquisición de armas de fuego y municiones de los Estados Unidos para el avance de su empresa criminal y del tráfico de cantidades múltiples de drogas ilícitas , incluida la cocaína, marihuana , heroína y metanfetaminas.

A Héctor Beltrán Leyva también se le atribuyó el aumento de las tasas de violencia en México, ya que su organización es responsable del secuestros, tortura, asesinato y varios otros actos de violencia contra numerosos hombres, mujeres y niños en México.

El cartel es considerado uno de los más despiadados y brutales en la forma en que eliminan a sus enemigos. La organización está relacionada con los asesinatos de numerosos funcionarios mexicanos encargados de hacer cumplir la ley, incluido Édgar Eusebio Millán Gómez , ex comisionado interino de la Policía Federal Preventiva de México.

SU CAPTURA

El Departamento de Estado de los EE. UU. ofreció una recompensa de USD $ 5 millones por información que condujera al arresto y/o condena de Héctor, mientras que el gobierno mexicano ofreció una recompensa de USD $ 2.1 millones.

El 3 de diciembre de 2009, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó a Beltrán Leyva en virtud de la Ley de Designación del Impulso de los Estupefacientes Extranjeros (a veces denominada simplemente “Ley del Impulso”), por su participación en el tráfico de drogas junto con otros veintiún criminales internacionales y Diez entidades extranjeras..

La ley prohibió a los ciudadanos y compañías estadounidenses hacer cualquier tipo de actividad comercial con él, y prácticamente congeló todos sus activos en los Estados Unidos.

EL ARRESTO

Héctor Beltrán Leyva fue arrestado en México por el Ejército Mexicano el miércoles 1 de octubre de 2014, aproximadamente a las 2:30 pm en un restaurante, Mario’s Fresh Seafood, en San Miguel de Allende, Guanajuato , a 10 cuadras del centro de la ciudad.

Fue arrestado en un grupo de operaciones especiales del ejército federal, mientras comía acompañado con un hombre de negocios y activista político local, Germán Goyenechea, un asociado.

El restaurante estaba vacío de clientes, salvo por esos dos en ese momento; ambos iban vestidos de manera casual, en jeans.

Según los informes oficiales, no se disparó una sola arma en la detención, a pesar de que ambos hombres estaban armados.

El jefe de investigaciones criminales, Tomas Zeron, alegó que Goyenechea actuó como operador financiero del grupo, presumiblemente lavando dinero de drogas, también fue vinculado con el Partido Verde Ecologista de México, al grado de que lo propusieron como Diputado federal.

El 6 de octubre de 2014, agentes federales transfieren a Héctor al centro Federal de Readaptación Social No. 1 (comúnmente conocido como “Altiplano”), una prisión de máxima seguridad en Almoloya de Juárez, Estado de México .

Fue acusado de violar la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos de México,  al día siguiente, fue acusado formalmente en un tribunal federal por tráfico de drogas, lavado de dinero y delitos del crimen organizado.

DECESO

Su muerte causó conmoción y tomó por sorpresa a diversos sectores en México ya que fueron  altos mandos del Gobierno quienes confirmaron su fallecimiento por infarto.

Lo trasladaron al hospital al tener dolores en el pecho izquierdo. Un guardia de la prisión informó al personal médico, quien trató de brindarle atención de primeros auxilios en la celda de la prisión.

A medida que sus síntomas empeoraron, fue trasladado al Centro Médico Adolfo López Mateos en Toluca, Estado de México. Según los médicos, murió de un ataque al corazón en la sala de emergencias.

Tras su muerte, el hospital notificó a las autoridades y declaró que realizarían una autopsia, como lo exige la ley mexicana.

El área de emergencia del hospital estaba protegida por las fuerzas de seguridad mientras recibía atención médica.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.