Manuel Hernández/TUNDETECLAS.- Su segundo nombres es “Rubí” y bromea entre líneas que desde siempre traía el estigma “rojo”, ahora en una elección icónica y tras esperar por más de 10 años la oportunidad Sheila sorprende y existe la idea generalizada sin duda, no como en otros casos,  de que “Sheila sí va a ganar”, es lo que dice la gente, los que votan.

Sheila Rubí Flores Tenorio candidata del tricolor a la Diputación Federal por el Distrito IV comenta que no viene de una familia de políticos, nadie de su familia está en política, ¿y entonces por qué entrar al PRI? Se le cuestiona, dado que las afinidades partidistas suelen ser generacionales, ella asegura ingresa al PRI porque simplemente fue el que le gustó, así de simple.

Esa filiación pues la convierte ipso facto en priista de hueso colorado, de los que valen la pena de convicción y hasta de carrera, algunos años locutora de radio egresada de la Universidad Cristóbal Colón, delgadita, cabello rizado y amable en el trato Sheila trató de tener una oportunidad en política y lo hizo como lo hacen todos los talacheros, ni modo estudiando, asistiendo a la escuela.

Entró a una especie de “escuela de cuadros” “de talentos” que impulsó el PRI en los tiempos del dirigente César Camacho Quiroz cuyo modelo han copiado otros partidos; llama la atención  que tiene buena opinión y hasta defiende a Camacho, con todo y las críticas que tiene en su haber el priista, denota que la lealtad es un valor que lleva en arraigo.

Ya en la escuela y dirigiendo un organismo nacional juvenil de mujeres, ONMPRI, una suplencia de regiduría, promesas fallidas de otras suplencias, etc, Sheila se dio cuenta de que la única forma en que le iban a tomar en cuenta era destacando y entonces se metió más de lleno al estudio y pues sacó “puro diez”.

Los mismos que coordinaban o coordinan la escuela se dieron cuenta de que tenían o debían dar oportunidades a los estudiantes, para eso eran las clases, y ahí estaba Sheila con su estrella en la frente; la iban a mandar a Boca del río pero un enroque de último minuto e intervención directa del CEN, hace que la pongan de botepronto en Veracruz y a Raúl Zarrabal en Boca.

Así Sheila Flores Tenorio enfrenta esta elección:

  • Vengo desde abajo “ésta” estuvo trabajando y haciendo talacha dentro del partido, ondeando banderas colgando gallardetes no me avergüenza decirlo por el contrario creo que esto nos hace más fuertes, me preocuparía si hubiera sido sencillo llegar hasta aquí o si hubiera sido fácil. Este es el momento en que tenemos que salir a dar la cara los que realmente queremos al PRI, ojalá la gente nos de la oportunidad, podemos hacer bien las cosas, vine a ganar.

Aduce.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.