Manuel Hernández/TUNDETECLAS.- Ante el “espectáculo” que se generó en torno a los candidatos del PAN y Morena, Binguen Rementería y Rosa María Hernández Espejo, que solo faltó se agarraran a mordidas, la candidata del PRI Belén Palmeros Exsome salió librada y como la mejor opción para la diputación local por el Distrito XV, del Veracruz “rural”.

Belém también le entró a la boruca como buena jarocha criada y nacida, su abuelo don Antonio Exsome Nahum, uno de los forjadores de Veracruz, pero Belém siempre mostró documentos en cada una de sus acusaciones o planteamientos que evidenció, hasta casos de corrupción, pero de manera ordenada e inteligente, no como los otros dos que se traían un lavadero de señoras, en plena transmisión en vivo.

De entrada nunca perdió la sonrisa; realmente los electores están hartos de los pleitos entre partidos, los distintos foros están lleno de mala leche y veneno, se les olvida que lo cortés no quita lo valiente y que ante todo deben dejar un buen sabor de boca al ciudadano, cosa que no está ocurriendo. La política en Veracruz es cuna del país, era inteligente, ahora es bastante “corriente”.

Los hechos se dieron en el debate organizado por la radiodifusora XEU, Palmeros expuso su plataforma política en temas como la seguridad, en donde plantea la certificación del 100 por ciento de los elementos, así como promover desde el Congreso mejoras de jornadas laborales, equipo y salarios para los elementos a fin de eficientar resultados en vista de la crisis de inseguridad que atraviesa la entidad.

En materia económica, señala promoverá como Legisladora una nueva Ley Estatal de Disciplina Financiera a fin de que los municipios tengan mejores finanzas públicas sostenibles, menores costos de financiamiento y se garantice la transparencia.

En este rubro, también propondrá una iniciativa para llevar a cabo reformas a la ley orgánica del congreso del estado, para sentar las bases que permitan la creación de un órgano técnico de las finanzas públicas del Poder Legislativo del Estado de Veracruz.

Ante lo visto tal vez no fue culpa ni del candidato del PAN, Bingen Rementería, quien se vio inmerso en un mar de ataques con una señora a lado que no le quitaba la mirada de encima, le puso sombra y cayó en el juego.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.