Jaime de la Garza, de los que vienen desde abajo y ahora busca la Diputación Local

Manuel Hernández/TUNDETECLAS.- Barbón, chaparrito, pero no por eso poco notorio, sin más estirpe o apellido que el suyo propio porque aunque incomode no es de los de moda o los de siempre, no es un Gutiérrez de Velasco, Rementería, Exhome, u otros, sino un candidato que empezó desde abajo y ahora está muy cerca de ser Diputado local; por Boca del río.

El problema para un desgobierno como el que tiene Veracruz en el Estado es que cuando uno como Jaime de La Garza llega a una curul, lo hacen con ganas, garra y ahínco, así que cuidado, “Aguas” para el Gobierno de Cuitláhuac García si De la Garza llega a ganar el 6 de junio. Aguas, De la Garza es de “esos”.

Joven, pero ya casado dos veces, la primera vez con una Senadora y actualmente, con su pareja que a leguas se nota es el amor de su vida, llega acompañado al barrio boqueño “Plan de Ayala” a realizar un recorrido de campaña.

Empezó desde abajo, Jaime de La Garza trabajaba como asistente particular del actual alcalde de Boca del Río desde que estaba en la tienda, cuando Humberto Alonso Morelli llegaba callado a los eventos de empresarios y se sentaba en la fila de atrás.

Llamando la atención de las muchachas asistentes quienes comentaban entre ellas esos ojazos verdes o azules que le caracterizan.

Pero a los “Yunes” el grupo fuerte de “Boca”, no les atrajeron los ojos verdes sino el enorme potencial político que irradiaba el ahora alcalde de Boca del Río que de sentarse en la fila de atrás lo nombraron presidente de la Coparmex.

Pues sí, ahí andaba Jaime de La Garza y cuando Yunes Linares llega de Gobernador se lo pide prestado a Morelli y lo nombra su secretario particular quien como tal siempre estaba atento y al pendiente de todo, para luego, ya en la administración municipal actual boqueña, lo invitan a una secretaría al interior del Ayuntamiento.

Tanto es reconocido el trabajo de Jaime de la Garza que es considerado para suceder a Humberto Alonso Morelli como próximo candidato a la alcaldía cuando Juan Manuel Unanue el actual candidato representaba desde entonces, como ahora, un triunfo inobjetable en las urnas, siendo además el candidato natural.

De La Garza dio pelea en el proceso interno pero al final es electo por los panistas para la Diputación.

Tal vez porque sin duda la competencia era muy cerrada y corría el riesgo de quedarse sin nada, o la razón más segura, “cosas de política”.

Así, Jaime De la Garza llega a la Plan de Ayala y un gran contingente lo sigue a su paso, matracas, batucada, música, todo un ambiente electoral en Boca del Río.

Pero cuál será la impresión real de la gente, se le cuestiona a una vecina, una señora que se acerca desde la banqueta de su casa pero no sigue el recorrido de los que se han sumado.

Y usted cómo lo ve?, Ese muchacho trae mucha gente, oiga señora pero esta zona es panista o no es así?, claro aquí somos panistas pero eso no tiene nada que ver, este muchacho trae mucha gente, oiga señora, y los otros, los otros candidatos?

Los otros no traen a nadie…

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.